Bella colegiala culona le gusta el anal pero le duele



Cuando la chiquilla se echó un novio unos años mayor que ella, fue cuando conoció de verdad los placeres del buen sexo, porque este tipo de treinta y cinco años se ligó a una colegiala de recien dieciocho a la que le enseñó muchas variedades sexuales, entre ellas el sexo por el culo, y para sorpresa del individuo a la nenita, que era muy viciosilla, lejos de renunciar a ello, le encantó y quería que le diera mas por el ano, aunque después de un rato martilleándole el trasero, le dolía tanto que tuvo que cambiar y pasarse a amartillarle el chochote ya que la chavala no aguantaba mas.